Mauricio Lizcano y sus antecedentes penales engavetados

0
934
MAURICIO LIZCANO

Pese a que se ha mencionado poco el exsenador Mauricio Lizcano, después de 7 años, aún está en el ojo del huracán, pues muchos son los señalamientos que se hacen en su contra, y es que cada paso que da es una raya más para el tigre.

Quizás para Lizcano ya es costumbre actuar en contra de las leyes, desde la sospechosa compra de un predio de 56 hectáreas en Risaralda, reclamando un proceso de restitución de tierras, o los trámites para «convertirlo» en una estación de gasolina, son casos que lo tienen en la mira del Ministerio Público por “posibles irregularidades en el sistema de gestión de recursos y contratación utilizado por el gobierno nacional para la estructuración y demás etapas del proyecto de las Autopistas de la Montaña”.

Lo cierto es que su círculo de amistades ha estado rodeado de paramilitares y narcotraficantes, o por lo menos se le ha vinculado bastante en esta materia. Según declaraciones del extraditado Gustavo Moreno, Lizcano está involucrado con el «Cartel de la Toga», pues el narcotraficante aseguró que mojó su mano con pagos millonarios de parte de este grupo delictivo.

El destino de ese supuesto dinero mal habido, no se conoce, sin embargo podría especularse que fue usado para «resguardar» los negocios de la Familia Lizcano, tomando en cuenta todas las acusaciones que recaen sobre él y su padre Oscar Tulio Lizcano y su comercialización de motocicletas en Caldas, cuyas ventas irregulares jamás fueron investigadas como manda la ley.

También, se presume que esas cuantiosas sumas de dinero pudieron haber sido utilizadas en su campaña electoral del año 2006, relacionadas según las investigaciones, con el narcotraficante Carlos Arturo Patiño alias «Patemuro» extraditado en los Estados Unidos. Toda una joyita.

Mauricio Lizcano ahora tiene en mente otro objetivo, convertirse en director ejecutivo de la Federación Colombiana de Departamentos, pero analizando todo este misterio que guarda en su haber y con todo el tema anticorrupción que apoyan los actores políticos del país, se debería dar un freno a Lizcano y sus dudosos movimientos, porque sería una catástrofe para el desarrollo regional del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here