¿Por qué yo soy Cabal?

0
1790

Por: Gustavo Alfredo Carvajal Parra

Como dice María Andrea Nieto, “¿Y por qué no María Fernanda Cabal?” Y yo le contestaría: ¡Al Fin, María Fernanda Cabal!, porque desde que se conoce a esta gran mujer, se le ve la talla presidencial, cuando se le escucha, no queda la menor duda y cuando se lee con detenimiento cada una de sus intervenciones en el Congreso o en las entrevistas, no puede quedar la más mínima objeción: es una mujer presidenciable.

Tomás Uribe, un empresario alejado con hidalguía de la política colombiana, a pesar de ser hijo del más grande de los colombianos de la historia moderna, lanzó una frase que trascendió: “Mafe puede ser la Merkel colombiana” y de una se desparramó el vulgar y agresivo vocabulario de la mamertería criolla, el miedo apareció en los tweets de los tocayos y de cuanto defensor de las políticas hediondas de Juan Manuel Santos; culpable de lejos de la situación de mi Colombia desde cuando tuvo la satánica actuación de perverso traidor y criminal sin escrúpulos: “la más dura y fuerte crítica se lanzó al ruedo de las precandidaturas”, una de las mujeres valientes del Centro Democrático que han

demostr

ado el coraje que les falta a muchos de los varones congresistas y políticos y a una gran cantidad de colombianos que se limitan al terrible actuar de los cobardes en las trincheras de las redes sociales, pues se expresan con bravura con la teclas pero no empuñan una bandera, ni una pancarta, ni un argumento público para defender nuestra democracia, poniéndose sin darse cuenta quizás, del lado de los devastadores cabecillas del tal paro.

Gran cantidad de mis contactos en las redes, lo pedíamos a gritos, de mil formas se lo insinuamos, pero el tiempo de Dios es perfecto y Él la guió para que fuera en este momento tan aciago para nuestra situación. Todos los ciudadanos que creemos en que C

olombia tiene futuro, debemos apoyarla, negarnos esta oportunidad, sería un fatal error que nos hundiría en el fango de “una dictadura a lo venezolana”. Y ya sabemos que el peligro es latente, porque el populismo abominable de la izquierda humana nos lo ha dejado saber con las actuaciones y resultados que todavía vivimos diariamente después de dos escalofriantes meses, que además de vergüenza nacional, nos ha dejado miles de muertos adicionales por el contagio irresponsable de los vándalos que se encargan de regar el virus haciendo equipo con las bombas molotov, las piedras, las armas de toda clase con que se matan entre ellos o atacan a nuestra fuerza pública obedeciendo las directrices de los líderes que apoltronados en sus mansiones se encargan de mandarlos a destrozar las ciudades aumentando el sufrimiento de muchas de las personas que son sus vecinos y tienen que cumplir con kilométricas jornadas de camino a sus casas o regresar a sus trabajos al día siguiente porque el transporte público queda fuera de servicio. ESO ES EL POPULISMO PETRISTA muy al estilo del que se vive en la cercana Venezuela y en la miserable Cuba.

María Fernanda Cabal Molina sabe perfectamente a lo que se enfrentará desde el mismo momento en que tomó la decisión más importante de su vida, y es una obligación moral de los colombianos de bien apoyar esta candidatura y entre todos debemos buscar la unión sin egoísmos de los muchos candidatos a la presidencia que si continúan con su terquedad e ilusionismo de poder hacerle frente a la maquinaria izquierdosa, nos vamos a ir al averno infame del socialismo de la tal cantaleta Humana.

¿Me entienden porque soy Cabal?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here